Referencial

Uno de los tres  presuntos asesinos del agente antidrogas Frank Labrín Regalado (21), fue dejado en libertad  y quedó en calidad  de citado debido a que no presenta requisitoria ni tiene orden de  detención, informaron fuentes del Ministerio Público de Chimbote (Áncash).

Se trata de Arturo Méndez Cabrera (21), alias “Arturo” quien tras ponerse a disposición de las autoridades, fue dejado en libertad y mañana tendrá que apersonarse al laboratorio de Medicina Legal, para las pruebas de absorción atómica.

El sujeto, entre lágrimas, negó todas las acusaciones, no obstante aceptó conocer a Neyser Quezada Meza (23), alias "Neyser", prontuariado delincuente que está detenido en la carceleta del Poder Judicial porque registra una requisitoria y es otro de los posibles autores del crimen.

Lea  más noticias de la región Áncash