Cinco mil fujimoristas reclaman la libertad del ex mandatario

La manifestación estuvo lidera por Keiko Fujimori, hija del ex mandatario, quien anunció el inicio de ´la cruzada por la libertad del Chino´.


En el anfiteatro del Parque de la Exposición se realizó la manifestación en contra de la sentencia de 25 años de prisión impuesta al ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000), la misma que estuvo encabezada por su hija y congresista Keiko Fujimori.

Al menos dos mil personas, en su mayoría vestidas de color naranja y portando  pancartas, expresaron su rechazo al fallo emitido el martes último por la Sala Penal Especial de la Corte Suprema de Justicia.

 

El ex jefe de Estado fue condenado a 25 años de prisión en el juicio por las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), así como el secuestro del periodista Gustavo Gorriti y el empresario Samuel Dayer, en 1992.

 

La parlamentaria Fujimori dijo que esta movilización es un "eco en defensa de su padre, ante las mentiras de los fiscales y de sectores de la parte civil". 

 

"Estamos aquí para protestar por una condena injusta, que no solo condena a un hombre que nos dio la paz, sino a todo el Estado que se enfrentó al terrorismo", afirmó.

La hija del ex mandatario anunció que la jornada de este miércoles era el inicio de "la cruzada por la libertad del Chino".

Keiko, que estaba acompañada de su hermano Kenji y la plana mayor del fujimorismo, concurrió ante el enardecido público con su pequeña hija Kiara en brazos para, según explicó, demostrar la vocación pacifista de las protestas.

 

"Y no podía ser de otra manera, ya que el presidente (Fujimori) nos enseñó a vivir en paz, fue él con sus armas de paz quien derrotó al terrorismo", agregó.

 

Para Keiko, elegida como la congresista con mayor votación en el 2006 y que se perfila como una de las más claras candidatas a las elecciones presidenciales de 2011, la sentencia que condenó a su padre "supura odio".

"La sentencia son 711 páginas de venganza, de odio a Fujimori, a quienes nos enfrentamos al horror, pero no responde a las pregunta más importante: ¿donde están las pruebas?", culminó.

Con información de EFE

Foto: EFE