Javier Rosado

Por no contar con licencia de funcionamiento y ocasionar molestias entre los vecinos, las autoridades municipales de Trujillo procedieron al cierre temporal del bar Duendes, ubicado en la cuadra 5 de la avenida Miraflores.
 
El gerente de Desarrollo Económico Local, Eduardo Azabache Alvarado, indicó que este negocio atendía hasta altas horas de la madrugada ocasionando ruidos y grescas callejeras entre los asistentes.
 
Las autoridades notificaron en reiteradas oportunidades al propietario sobre las quejas, pero hizo caso omiso.

También se le comunicó que si vuelve a abrir su establecimiento, pese a estar clausurado de manera temporal, recibirá una multa hasta de 16 nuevos mil soles.
 
Lea más noticias de la región La Libertad