El alcalde de Moche, Arturo Fernández, tomó dos de las pastillas que, según él, ayudan para evitar el contagio de la COVID-19. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Caren Layza

El alcalde del distrito de Moche, en la provincia de Trujillo, César Arturo Fernández, volvió a causar polémica, tras recomendar el uso de un nuevo medicamento para la prevención y tratamiento de la COVID-19. Se trata del isoprinosine un antiviral e inmunoestimulante.

La autoridad municipal, que es gineco-obstetra de profesión, señaló que ha recetado innumerables veces el medicamento a sus pacientes diagnosticados con herpes, debido que levanta la inmunidad.

Incluso se respaldó en un estudio realizado por un supuesto especialista ruso, para recomendarlo en la prevención frente al nuevo coronavirus.

Para demostrar su supuesta efectividad y que no es nocivo, Arturo Fernández tomó dos pastillas en plena entrevista con algunos medios de comunicación. Además, volvió a cuestionar las estrategias del Gobierno Central para hacerle frente a la pandemia.

Hace unos días, el alcalde de Moche, plasmó su mano con sangre en una carta dirigida al presidente de la República, Martín Vizcarra, para pedirle que suspenda la cuarentena en esta parte del país.

Sobre sus aspiraciones políticas, cuestionadas tras sus polémicas apariciones, el burgomaestre negó que busque postular en las próximas elecciones, además dijo que no pertenece a ningún partido político.