Referencial (Juan Cabrejos)

Un menor de 13 años de la Institución Educativa “Justo Barrionuevo Alvarez”, del distrito de Oropesa, provincia de Quispicanchi, en Cusco, por poco deja de existir por asfixia, luego de que uno de sus compañeros le colocara una bolsa de plástico en la cabeza, cuando realizaban sus clases en el aula.

El escolar fue identificado con las iniciales F.M.Q., quien relató que cuando “el profesor salió del aula para contestar una llamada a su celular, uno de sus compañeros le puso una bolsa de plástico, la misma, según dijo, tenía un olor parecido al terokal o al triz”.

El menor como consecuencia de este lamentable hecho se desmayó motivo por el que fue llevado de emergencia a la posta de salud más cercana por dos profesores, y debido a su estado de salud, trasladado al Hospital Regional en Cusco.

Según informe del neurocirujano, el estudiante no presenta afección alguna en la cabeza, sin embargo profesionales de psicología manifestaron que el adolescente presenta un cuadro de ansiedad y temor por regresar al plantel, donde están su tres agresores, que no sólo fue uno, sino tres, ya que uno le colocó la bolsa en la cabeza, otro le agarró de las manos y otro de los pies, y lo echaron en el piso.

Lea más noticias de la región Cusco