Un obrero dejó de existir y otro quedó en estado grave al ser sepultados por  una gran cantidad de tierra cuando realizaban trabajos para la cimentación de bases de la moderna infraestructura del Colegio Agropecuario de Calca, obra ejecutada por el Gobierno Regional del Cusco

La víctima fue identificada como Rubén Herrera (28) mientras que su compañero Efraín Quispe, fue trasladado de emergencia en una ambulancia al Cusco, luego de que fuera acudido por bomberos y personal del Ministerio de Salud.

Los trabajos del colegio Agropecuario se realizan con el fin de renovar la antigua infraestructura educativa.

Trascendió que el personal obrero no contaba con equipos de seguridad.

Lea más noticias de la región Cusco