Foto: RPP/ Felipe Tapia

Un indignante hecho remece a la población del Cusco. Ocho menores de edad fueron obligados a realizar largas jornadas de trabajo en fundos agrícolas, durante 12 horas diarias a cambio de un pago de S/. 15.00 soles.

Según información policial, los niños fueron reclutados por Juan Carlos Islachin García quien les entregó lampas y picotas para labrar la tierra en los cultivos de kiwicha, sin el consentimiento de sus progenitores.

Los ocho menores son oriundos de la comunidad campesina de “Ccoshua” en el distrito de Curahuasi, provincia de Abancay, departamento Apurímac, fueron identificados como Víctor V.D.(13), Wilbert C. C.(13), Alberto V. V. (12), Ronaldiño C.P (11), Nerio C.Q. (13), Edwin C.H. (11), Dan P.V. (13) y Percy C. C (11).

La policía informó que los niños fueron captados el 17 de enero y después de dos días, al no recibir alimentos y con las prendas rotas y sucias fugaron de las chacras de sus explotadores.

El Ministerio Público ha dispuesto que se realice las diligencias y pesquisas del caso para ubicar al denunciado.

Lea más noticias del Perú en la sección Nacional