Arzobispado del Cusco (cortes

Con la activa  participación de los feligreses hoy se ofició la misa por las fiestas de San Pedro y de San Pablo en la Catedral del Cusco. Los actos religiosos fueron presididos por el Vicario de la Arquidiócesis, Israel Condorhuamán.

Durante la eucaristía, el clero recordó también, el octavo día del sensible fallecimiento de monseñor Alcides Mendoza Castro, quien fuera pastor de la Iglesia, durante 20 años.

En la homilía, Condorhuamán Estrada, habló de San Pedro, piedra angular de la Iglesia y  San Pablo, escogido por Dios para ser Apóstol de los gentiles, "quienes saliendo más allá de las fronteras del judaísmo, estudiaron la escrituras para llevar la palabra a quienes tienen hambre de Dios".

Lea más noticias de la región Cusco