Ica
Un campesino cosecha espárragos en Ica. | Fuente: EFE

La Defensoría del Pueblo consideró que, tras la derogación de la ley de promoción agraria, el Ejecutivo debe iniciar una campaña informativa que responda las dudas de los trabajadores de la agroindustria que hoy tienen sobre su situación laboral y promover, además, su participación en la concepción de la nueva ley agraria.

"Es necesario garantizar la participación ordenada de los representantes de los trabajadores en espacios de interlocución con la comisión del Congreso de la República encargada de la elaboración de la nueva ley agraria. Se requerirá un esfuerzo organizativo de parte de los trabajadores a fin de contar con dirigentes representativos y asesores que contribuyan al debate sobre la norma", señaló en un comunicado.

El organismo refirió también que se debe asegurar la participación de los gremios de agroindustriales, pues la nueva ley tendrá un impacto significativo en una de las actividades más importantes de nuestra economía.

"Instamos a los empresarios agroindustriales a tomar la iniciativa y entablar relaciones directas con los trabajadores de modo que se reduzca la incertidumbre y se garantice la continuidad del trabajo en el campo. Los productos de la agricultura son perecibles por lo que las faenas del campo no se pueden detener", indicó.