Foto: RPP
El Ministerio de Energía y Minas (MEM) desaprobó el Estudio de Impacto Ambiental que presentó la empresa Transportadora de Gas del Perú (TGP) con miras a ampliar el gasoducto del yacimiento de Camisea.

La Dirección General de Asuntos Ambientales Energéticos del MEM, Iris Cárdenas, explicó que el estudio fue desaprobado porque TGP no cumplió con levantar las 82 observaciones que se hicieron al documento ni respetó los plazos del proceso, según la agencia Andina.

El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) -mediante el cual la empresa debe demostrar que los trabajos de ampliación no afectarán a la Reserva Natural de Megantoni, aledaña al yacimiento de Camisea - tampoco cuenta con la opinión técnica favorable del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

"TGP tiene que presentar un nuevo EIA y es decisión de ellos fijar la fecha, aunque hasta ahora la empresa no ha respondido", subrayó Cárdenas.

Este mes los poblados aledaños al yacimiento de Camisea realizaron una larga protesta contra la exportación de este hidrocarburo y contra el posible tendido de nuevas tuberías desde Camisea a la costa centro-sur peruana, a través de Megantoni.

Las reservas probadas de gas en el yacimiento de Camisea, en la suroriental región de Cuzco, ascienden a 11,2 billones de pies cúbicos (TCF, en inglés), mientras que las reservas "probables" se elevan a 15,9 billones de pies cúbicos, según un informe de la consultora norteamericana Netherland, Sewell & Associates, Inc. (NSAI).

EFE.