Un nuevo plan de reestructuración fue presentado por Doe Run Perú a fin de reiniciar las operaciones en el complejo metalúrgico de La Oroya a fines de junio o inicios de julio, indicaron voceros de la empresa metalúrgica.

El plan, además, contempla el pago a todos los acreedores considerados en el proceso concursal y el financiamiento que permitirá culminar la construcción de la planta de tratamiento de aguas ácidas.

Sin embargo, no incluye la remediación de suelos, que corresponde al Estado. Tampoco considera necesario solicitar la anulación de las multas según decreto supremo 075-2009, y fue retirada la cláusula de fuerza mayor por razones económicas.

Lea más noticias de la región Junín