Rosario Coronado

Dos mil alumnos de los niveles primaria y secundaria de la provincia de Lambayeque son perjudicados al no recibir clases a raíz de la huelga que acata una facción radical del Sindicato Único de Trabajadores del Perú (Sutep).

Así lo precisó el secretario general de esta base, Isidro Guerrero Fernández, quien aseguró que la protesta iniciada desde el pasado 20 de junio afecta principalmente a los escolares de los distritos de Motupe y Olmos donde laboran unos 200 maestros.

Pese a no tener éxito la huelga en las provincias de Chiclayo y Ferreñafe, refiere que continuarán con la medida de lucha, demandando al Gobierno Central el incremento de sus remuneraciones, pago de adeudos sociales, entre otros beneficios.

Por su parte, otra facción del Sutep, representada por Domingo Hurtado, ratificó la decisión de iniciar desde el próximo 3 de julio una huelga regional indefinida.

Lea más noticias de la región Lambayeque