Buscar
RPP Noticias
Estás escuchando En vivo
 
00:00 / 00:00
Lima
89.7 FM /730 AM
Arequipa
102.3 FM / 1170 AM
Chiclayo
96.7 FM / 870 AM
Huancayo
97.3 FM / 1140 AM
Trujillo
90.9 FM / 790 AM
Piura
103.3 FM / 920 AM
Cusco
93.3 FM
Cajamarca
100.7 FM / 1130 AM
La informacion mas relevante de la actuaidad al momento
Actualizado hace 0 minutos
Perú Debate
EP09 | T6 | Factores detrás de la violencia de pareja
EP 97 • 39:41
Por la causa
EP 30 | Nutrición explosiva
EP 30 • 09:28
Reflexiones del evangelio
Martes 14 de mayo | (San Matías, apóstol) - "Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando"
EP 632 • 12:15

El Cementerio de la Almudena: un recinto mortuorio con historia

Angela Romero Hinostroza (cortes
Angela Romero Hinostroza (cortes

La parte frontal se construyó con pedazos del templo y convento de San Agustín, el mismo que fue destruido por orden de Agustín Gamarra.

Uno de los cementerios más emblemáticos y representativos del Perú, quizá sea el Cementerio de La Almudena del Cusco, cuya construcción se inició en 1846, cuando la ciudad era una pequeña urbe que no llegaba a 30 mil habitantes; la historia cuenta que se erigió sobre otro de origen colonial español.

Este camposanto cusqueño reúne tradición y cultura, pues allí descansan los restos mortales de presidentes, intelectuales, científicos, literatos, médicos, abogados, alcaldes y dirigentes políticos y sindicales de todas las tendencias ideológicas y políticas quienes reposan en silenciosa convivencia.

Al recorrer, los pabellones del cementerio se expone muestras de arte religioso representados en ángeles, gárgolas, cúpulas, capiteles, cruces y columnas, la mayoría de mármol finamente tallados, que muestran la tradición de rendir homenaje a los antepasados fallecidos.

En la colonia, los muertos se enterraban debajo de los templos

Con el inicio del siglo XIX y en consonancia con la inauguración del Cementerio Presbítero Maestro, en Lima, en 1808, por el Virrey Abascal; en el Cusco, se inició las labores de la construcción de un cementerio que resolviera el grave problema de salubridad que significaba el entierro de los vecinos debajo de los templos y hasta conventos y fue durante el gobierno del presidente Ramón Castilla quien dispuso la construcción del Primer Cementerio Público de la ciudad que se inició en el año de 1846, siendo Prefecto el general José Medina.

Hay que recordar que, los primeros cementerios en nuestro Perú–y no escapaba de esta regla el Cusco– fueron las catacumbas de los templos, es decir debajo de las naves laterales o centrales y hasta debajo de los altares mayores donde se enterraban en orden de importancia los gobernantes, los sacerdotes, comerciantes y los llamados principales del virreinato en tumbas a las cuales se accedía mediante escaleras muy angostas.

Cementerio se construyó con restos de templo destruido a cañonazos

El Cementerio Republicano del Almudena, ubicado en el distrito de Santiago, a solo kilómetro y medio de la Plaza Mayor del Cusco, a mediados del siglo XIX estaba prácticamente en los extramuros de la Capital Histórica del Perú construyéndose sobre un cementerio de origen colonial en una zona colindante con el antiguo Hospital de los Betlemitas y el Templo de Almudena del cual lleva su nombre.

El cementerio fue la única construcción de esa zona que continúa como originalmente se diseñó, pues las otras edificaciones vecinas fueron alternativamente modificadas, vale decir la cárcel, escuela-taller y hasta Centro de Salud Mental. Era común comentar a mediados del siglo pasado, que esa zona concentraba los lugares donde nadie quisiera llegar: donde serían enterrados, donde intentaban recuperar la razón o donde purgaban penas por haber transgredido las leyes y las normas.

A esto se suma, que el frontis del Cementerio de la Almudena, fue edificado con partes del templo y convento de San Agustín, el cual fue cañoneado por órdenes de Agustín Gamarra, a pocos años de la independencia de España. Muchos aseguran que en ese frontis se fusiló a muchas personas, pues quedan huellas de bala que dan fe que fue utilizado como paredón de fusilamiento.

Cementerio La Almudena alberga restos de ilustres cusqueños

En el Cementerio de la Almudena del Cusco, descansan en pabellones, mausoleos y tumbas particulares personalidades de diversas tendencias sociales y políticas como Serapio Calderón, que fue presidente de la República; médicos como Antonio Lorena; matemáticos, como Eusebio Corazao; alcaldes como Daniel Estrada Pérez; líderes sindicales de izquierda, como Julio Gutiérrez Loayza, Rafael Tupayachi, Saturnino Huillca, Simón Herrera, Emiliano Huamantica y Roberto Rojas y también apristas como Santiago Guillén Covarrubias.

También están enterrados en La Almudena, literatos como Clorinda Matto de Turner. Humberto Vidal Unda y Uriel García; el fotógrafo Martín Chambi; el científico Oswaldo Baca; la primera abogada del Perú, María Trinidad Enríquez Ladrón de Guevara; el músico Roberto Ojeda Campana; el artista Mariano Fuentes Lira; el periodista Abel Ramos Perea; los arqueólogos Manuel Chávez Ballón y Luis Barreda Murillo junto a héroes de la independencia de España, como Cosme Pacheco. Es decir, toda una miríada de pronombres y celebridades del Cusco.

Proponen crear el "panteón cusqueño"

Julio Gutiérrez Samanez, presidente del Instituto Americano de Arte del Cusco, sostiene que “(...) el Cusco como ciudad histórica y capital de una de las más antiguas civilizaciones del mundo, se merece tener un ‘Panteón Cusqueño’ donde reposen los restos de sus hijos más insignes, al igual que el‘Panteón Romano’ donde están enterrados Rafael Sanzio, D’Annunzio, entre otros destacados y brillantes artistas italianos(…)".

Precisa además “ (…)el lugar donde podría instalarse ese ‘Panteón Cusqueño’, podría ser en los dos grandes ambientes donde antes se ubicaban los velatorios y que ahora están abandonados, a la entrada del cementerio, allí en forma de ‘columbarios’, es decir pequeños nichos donde se instalarían urnas cinerarias para colocar los restos mortales de decenas de ilustres cusqueños y cusqueñistas a manera de un museo (...)”, acotó.

Administración fue transferida por Mimdes en el 2011 a la municipalidad

En el marco del proceso de Descentralización, a fines del año 2011 se formaliza la transferencia de funciones y competencias de las sociedades de Beneficencia de lo que fue el Mimdes a las municipalidades, designando al alcalde Luis Flores García como presidente del Directorio, al economista Luis Palma, quien anunció en RPP Noticias que se inició las coordinaciones con instituciones públicas y privadas para recaudar fondos con el fin de construir  un Mausoleo General destinado a personajes ilustres del Cusco. El primero en ser enterrado, en esta nueva infraestructura, según anunció, serán los restos del insigne matemático cusqueño, Eusebio Corazao, cuyos restos fueron retirados, en el año 2011.

Por: Adelayda Letona

Lea más noticias de la región Cusco

Tags

Lo último en Actualidad

Lo más leído

Suscribirte al boletín de tus noticias preferidas

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Buzon
Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad

Contenido promocionado

Taboola
SIGUIENTE NOTA