Referencial

Lejos de verle el lado humorístico que alrededor del mundo ha adoptado cada 28 de diciembre, el comunicador y filófoso Andrés Tapia, hizo un análisis de fondo sobre la celebración del Día de los Santos Inocentes y la relación actual con el derecho a la vida.

Esta fecha tiene un significado bíblico que muchos quizá desconocen, en que la fe católica conmemorara la matanza de niños nacidos en Belén (Judea), ordenada por el rey Herodes, con el fin de deshacerse del recién nacido Jesús de Nazareth.

El filósofo comentó en RPP Noticias sobre los efectos negativos de algunos tratamientos de fertilización y la despenalización del aborto, aludidos en un artículo escrito por él, titulado "El gigante egoísta".

"Al gigante no le gusta ver lo pequeño", explicó el autor al comentar la razón del título que eligió para su análisis.

Recordó el polémico caso de una madre que reclamaba porque en el tratamiento de fertilización In Vitro a la que se sometió, no le aplicaron una prueba de Diagnóstico Preimplantacional (test genético), aduciendo que se puedo evitar que ella diera a luz a una niña con Síndrome de Down y otras malformaciones.

El filósofo explicó que existen principios éticos, y recordó el muy conocido: "El fin no justifica los medios".

Indicó que si una pareja con problemas para tener hijos, quiere tener uno, bien puede optar por la adopción o por someterse a pruebas que no impliquen el desechar embriones, considerados "defectuosos".

Tapia consideró que la ley peruana debe regular y legislar en ese sentido.