Foto: Wikimedia
Cetáceos fueron hallados muertos en laguna Bagazán tras comer peces contaminados. Leyenda cuenta que delfín se transforma por la noche en varón para reproducirse.

Unos 20 delfines rosados murieron envenenados aparentemente por pescadores furtivos en una laguna de Bazagán, en el corazón de la Amazonía peruana, informó hoy la prensa en Lima.

Según el diario La República, se sospecha que estos delfines rosados (Inia geoffrensis) fueron envenenados por pescadores para evitar que dañen sus redes de pesca.

Los cuerpos de los cetáceos, entre adultos y jóvenes de dos y tres metros de largo, fueron hallados flotando en la laguna Bazagán, en la provincia de Requena, región nororiental de Loreto, precisó el rotativo limeño.

La República informó hoy que los delfines habrían comido pescados envenenados -según las primeras investigaciones-, con fosforados ú órganos clorados como los pesticidas arrojados al agua por desconocidos con el fin de eliminarlos.

Atentar contra la vida de estos animales constituye un delito ecológico estipulado en el Código Penal de Perú.

El delfín rosado habita el río Amazonas y sus afluentes en Guayana, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Brasil.

EFE