Un llamado al alcalde de Espinar, Óscar Mollohuanca, para que ahora que va salir de la cárcel asuma una actitud responsable y opte por el diálogo para solucionar el problema en la provincia cusqueña, formularon este martes líderes políticos y sindicales.

El presidente de la Federación de Trabajadores Mineros, Luis Castillo, dijo que los días de prisión deben haber hecho reflexionar a Mollohuanca que “con la violencia no se saca nada, y que es mejor el diálogo para solucionar los problemas”.

Es deber del alcalde ponerse al frente de las demandas de su pueblo, pero debe hacerlo de manera constructiva, en base al diálogo para solucionar los problemas, no con la violencia, que a nada conduce”, señaló.

Según dijo el dirigente sindical, en la mina Xstrata Tintaya de Espinar trabajan unos 780 trabajadores en planilla, y 1,200 contratados, que con esta situación han visto afectado su centro de trabajo y el sustento para sus familias.

La congresista oficialista Ana María Solórzano, electa por Arequipa, dijo que sería un grave error que Mollohuanca persista en su actitud de intransigencia, y no busque el diálogo con el Gobierno.

Pidió valorar el esfuerzo del Ejecutivo, que ha ordenado la realización de un plan sanitario y ambiental para Espinar, con la participación de la comunidad, para ver cuán ciertos son los temores de una contaminación.

Para la legisladora, el alcalde como autoridad elegida debe estar al frente del diálogo con el Ejecutivo, pero de una manera responsable y constructiva.

La Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Ica anuló la resolución que declaró fundado la detención preventiva del alcalde de la provincia cusqueña de Espinar, Óscar Mollohuanca, y le otorgó libertad bajo comparecencia.

Andina