EsSalud: Cirugía de alta complejidad al corazón le salva la vida a un trabajador ayacuchano

Lauro Sosa Zamora, de 49 años sufría de dolor torácico, cansancio y mareos por problemas en la válvula aortica. Además, tenía un aneurisma en la aorta que ponía su vida en riesgo.

Lauro Sosa Zamora (49) durante un control tras su operación. | Fuente: EsSalud

Un trabajador ayacuchano superó un grave problema cardiaco y hoy goza de buena salud, luego de que especialistas del hospital Edgardo Rebagliati de EsSalud le practicaran con éxito una cirugía de alta complejidad a la válvula aórtica del corazón, que permitió salvarle la vida.

El paciente Lauro Sosa Zamora, de 49 años, presentaba estrechez en la válvula aortica que disminuía el flujo sanguíneo y a su vez le provocaba dolor torácico, cansancio y mareos. Además, tenía un aneurisma en la aorta, por lo que su vida estaba en riesgo.

Ante esta situación, médicos del Departamento de Cirugía de Tórax y Cardiovascular decidieron someter al asegurado a una compleja intervención, que duró más de seis horas, denominada “Cirugía de Bentall y de Bono” (lleva ese nombre por los cirujanos que descubrieron esa técnica)

En la operación, los galenos reemplazaron la raíz aórtica y reimplantaron los orificios coronarios, permitiendo una mejor circulación de la sangre al corazón.

Ahora, Sosa Zamora está fuera de peligro, en perfectas condiciones de salud y tiene mejor calidad de vida. Muy pronto retornará a su natal Ayacucho para retomar su labor como asistente en una ferretería de esta ciudad, lugar de donde fue referido para ser sometido a la compleja operación.

El doctor Enrique Velarde Revilla, jefe del Servicio de Cirugía del Corazón, resaltó que el hospital Rebagliati desarrolla técnicas quirúrgicas cardiovasculares de alta especialización a pacientes que padecen de alguna enfermedad cardiaca, con resultados exitosos.

 

En el 2018, el hospital Edgardo Rebagliati realizó nueve intervenciones quirúrgicas de este tipo y en lo que va del 2019 ya suman tres. | Fuente: EsSalud
Sepa más:
¿Qué opinas?