Édgar Villanueva sostuvo que la responsabilidad de la situación recae en el Ejecutivo
Édgar Villanueva sostuvo que la responsabilidad de la situación recae en el Ejecutivo | Fuente: RPP

El excongresista de la República y exalcalde de la provincia de Andahuaylas, Édgar Villanueva, en diálogo con RPP, señaló que los recientes estallidos de conflictos sociales en Cuajone (Moquegua) y Fuerabamba (Apurímac) “no son casualidad”

“No hay que ser ciegos para darnos cuenta [de] que hay pruebas de que lo que se quiere es generar un caos en las zonas mineras, especialmente en las minas más importantes. Lo que está sucediendo en Moquegua ya no es casualidad, lo de Las Bambas tampoco es casualidad, y aquí hay un responsable”, acusó Villanueva.

En ese sentido, según señaló, el responsable sería el actual gobierno central ya que, desde la gestión del expresidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido, hasta la actual gestión, en ese cargo, de Aníbal Torres, no se habría llegado a ninguna solución concreta, sino que, según lo argumentado por Villanueva, se habrían hecho compromisos “imposibles”

“¿Recuerdan cuando llegó el Sr. Bellido aquí a Chumbivilca cuando era primer ministro? […], qué hizo: sentó a la empresa [MMG Las Bambas] a discutir temas que jamás se habían discutido. Negoció convertir a toda esa zona que está a 300, 400 kilómetros de Las Bambas, […] en zona de influencia directa, […] cuando los temas anteriores eran los temas ambientales. Pero ahí no queda la cosa, el Sr. Bellido salió […] y se agravó con el actual Primer Ministro que ha permitido que se firme una nueva acta en febrero, en la que reconocen la necesidad de declarar zona de influencia. ¿Qué supone esto para el futuro? “explicó Édgar Villanueva.

Plantea una auditoría

En ese sentido, el abogado y exalcalde de Andahuaylas, planteó como una solución al conflicto que se realice una auditoría para verificar el grado de cumplimiento de los 17 compromisos asumidos por la empresa MMG, el Estado y las comunidades de la zona cuando se suscribió el contrato de concesión minera en 2005

“Un primer tema que yo planteo es hacer una auditoría de cumplimiento de todos estos compromisos […] donde participen obviamente técnicos de las comunidades, del gobierno regional, del Estado y de la empresa, se fiscalice y se clarifique todo esto a partir del 2006”.

Según argumentó Villanueva, esta auditoría serviría para clarificar “cuánto de verdad” hay en las demandas de la comunidad de Fuerabamba, y en lo comunicado por la empresa minera respecto a que ha venido cumpliendo sus compromisos asumidos.

“¿Cuánto de verdad hay en lo que piden las comunidades? ¿Cuánto de verdad hay en lo que dice la empresa que dice que ha avanzado más del 70% de sus compromisos? […] ¿Cuánto de verdad hay de que el Estado ha cumplido con los 10 puntos de los 17 en que se había comprometido? La única manera [es] una auditoría, pero sin paralizar [la mina] porque al hacerlo están afectando al propio Apurímac”. Refirió

Paralización de Las Bambas

Respecto a la actual ocupación de las instalaciones de la empresa MMG Las Bambas por parte de cientos de pobladores de la comunidad de Fuerabamba, Villanueva calificó esto como una “desgracia” no solo para Apurímac sino para el país.

“[En total] tenemos más de un año y medio de paralización de la mina, lo cual afecta las regalías [más aun] ahora que, por primera vez, Apurímac ha recibido el canon […] Esto ya es inviable, como parece que es la intención política de algunos, obviamente el país irá a la catástrofe, porque todos sabemos que la minería es ahora el recurso fundamental de beneficios para el país”, sostuvo.

Como se sabe, desde el pasado jueves, más de 500 pobladores de la comunidad de Fuerabamba se encuentran ocupando las instalaciones de la empresa MMG Las Bambas para “retomar sus tierras”. Esto en protesta por los supuestos “compromisos incumplidos” por parte de la empresa.