El expresidente de la República, Ollanta Humala, y su esposa, Nadine Heredia, salieron de prisión este lunes tras un fallo del Tribunal Constitucional que ordenó su liberación.

Humala abandonó la prisión de la Dirección de Operaciones Especiales(Diroes) en el distrito de Ate, mientras que la ex primera dama abandonó el anexo del penal Santa Mónica de mujeres de Chorrillos.

Posteriormente, el fundador del Partido Nacionalista se dirigió a la sede de su organización política, en Jesús María, para reunirse con los militantes, a los que agradeció por su apoyo y les anunció que seguirá adelante con su propuesta política.

Poco después, Humala se trasladó a su casa en Surco, desde donde junto a Heredia brindó algunas declaraciones a la prensa.