Foto: Referencial (Andina)

Por tercer día consecutivo, el puerto de Chimbote (Áncash) permanece cerrado debido a  los fuertes oleajes que han inundado gran parte del Malecón Grau y las viviendas ubicadas a pocos metros del mar.

Según el área de Hidrografía de la Capitanía de Puerto, todas las actividades portuarias y marítimas se encuentran suspendidas, pero adelantaron que, de acuerdo a los pronósticos, la situación podría normalizarse el martes 31 de mayo.

Sin embargo, quienes más sufren las inclemencias de este fenómeno natural, son las decenas de familias que habitan en la zona costera de Chimbote, quienes demandan la construcción del enrocado para protegerse de la braveza del mar.

Lea más noticias del Perú en la sección Nacional