El Gobierno promulgó un nuevo reglamento disciplinario de la Policía que sanciona con severidad a los agentes homosexuales porque 'afectan la imagen de la institución'.

El reglamento prevé "pasar a la disponibilidad a los policías que mantengan relaciones sexuales con personas de su mismo género y que por sus actos causen escándalo o menoscaben la imagen institucional".

La nueva Ley además sanciona también con esa medida, equivalente a ser separado por tiempo indefinido de la institución, a los policías "que mantengan relaciones extramaritales".

Además serán separados automáticamente de la Policía los integrantes que "organicen, promuevan, participen o inciten a una huelga, paro, marcha u otras acciones de protesta de índole policial".

El reglamento restringe también la libertad de información y de prensa en la Policía, según el Consejo de la Prensa Peruana.

La Ley fue promovida por la ministra del Interior Mercedes Cabanillas, a la que el diario La República (izquierda) califica como la "Thatcher" peruana en alusión a la ex dama de Hierro británica Margaret Thatcher (1979-1989).