Helicóptero de la FAP: Irwin Espinoza, el trujillano que murió en Huarochirí, recién había pasado a mayor y solo esperaba su ceremonia de ascenso

En su vivienda de Huanchaco es velada la ropa del oficial FAP que falleció, junto a cuatro de sus colegas, tras la caída del helicóptero en la provincia de Huarochirí. “Recientemente fue ascendido a mayor, pero todavía no le daban el distintivo”, contó su tío Orlando Ávila.

Irwin Espinoza Ávila tenía 13 años en la Fuerza Área del Perú. Sus familiares lo llamaban, de cariño, “Iwi”, “Colorado” o “Gringasho”.
Irwin Espinoza Ávila tenía 13 años en la Fuerza Área del Perú. Sus familiares lo llamaban, de cariño, “Iwi”, “Colorado” o “Gringasho”. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Jabín Gonzáles

La ropa del capitán de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), Irwin Alexander Espinoza Ávila, quien falleció junto a otros cuatro miembros de la FAP tras la caída de un helicóptero en la provincia de Huarochirí, es velada en la vivienda de sus padres, ubicada en la calle Dean Saavedra del distrito de Huanchaco, provincia de Trujillo, región La Libertad.

Había logrado su ascenso

El oficial había logrado hace poco su ascenso al grado de mayor, y había compartido este logro con sus familiares, quienes esperaban la ceremonia oficial. Sin embargo, la fatalidad llegó antes.

Su tío Orlando Ávila informó a RPP Noticias que el capitán FAP era una persona muy tranquila y dedicada a su trabajo.

“Era un muchacho tranquilo, sano, siempre dedicado a su carrera. Siempre ha querido estar en la Fuerza Aérea. Recientemente fue ascendido a mayor, pero todavía no le daban el distintivo, pero ya él había aprobado todos los exámenes y había ascendido a mayor. Era el orgullo de su madre, mi prima”, contó.

Irwin Espinoza Ávila tenía 13 años en la Fuerza Área del Perú. Sus familiares lo llamaban, de cariño, “Iwi”, “Colorado” o “Gringasho” por su tez blanca. No tenía hijos y era el menor de dos hermanos.

Al enterarse del suceso, su madre y hermanos viajaron de inmediato a la ciudad de Lima, para realizar los trámites de su traslado a su región natal.

“Su mamá, sus hermanos están en Lima esperando que el cuerpo sea recuperado. Ellos están a la espera, eso es lo que les ha comunicado la Fuerza Aérea y luego les van a hacer los honores en Lima y, posteriormente, va a ser trasladado para el velatorio acá en Huanchaco”, agregó.
Desde Huanchaco, sus familiares cercanos contaron que sus restos llegarían a Trujillo este viernes para recibir el último adiós.

Se supo que primero será velado en la casa de sus padres, en el Dean Saavedra, el restaurante Chelita de Huanchaco. Luego será llevado al colegio militar Ramón Castilla ya que formó parte de la promoción 39 del colegio militar “Ramón Castilla”. Finalmente se tiene programado sepultarlo en el cementerio el Remanso.

Escucha nuestros podcast

En este podcast podrás encontrar ponencias, debates, análisis y también historias inspiradoras que cambian ciudades. Queremos Informar y concientizar sobre la situación actual del entorno en el que vivimos y la importancia de nuestra participación ciudadana como agentes de cambio para construir ciudades que mejoren nuestra calidad de vida.