RPP/Referencial

Por estos días los pobladores del distrito de Huallanca, distrito de la provincia de Bolognesi, ganaderos por naturaleza, están preocupados en alimentar y poner en forma a sus toros, pues estos mamíferos los han convertido en la capital taurina de la región Áncash.

Y es que para ellos se ha iniciado la cuenta regresiva y esperan colmar las expectativas de los lugareños y visitantes que todos los años abarrotan la plaza de toros Montecarmelo.

La tradicional tarde taurina se desarrolla desde hace más de 100 años para rendir homenaje a la Virgen del Carmen, patrona de Huallanca, y este año se ha programado del 27 de julio al 01 de agosto próximo.

Durante estos días, unos 100 toros comandados por reconocidos toreros de España, Colombia, México y por supuesto de Perú como Óscar Miguel Huaycán, hijo de Huallanca, harán vibrar a las tribunas que año a año esperan con ansias esta festividad, en la cual dicho sea de paso no está permitido maltatar o acabar con la vida de los protagonistas, es decir los toros.

“Los 15 a 20 toros que a diario se congregan en la plaza participan en una competencia junto a los toreros y el más fuerte obtiene un reconocimiento. Esa es la fiesta brava”, explican los huallanquinos.

Pero si hay algo que los ganaderos de esta tierra llevan con orgullo es precisamente el hecho que en sus tierras nacen y crecen los famosos toros de lidia, una de las mejores razas de esta especie que llega a pesar aproximadamente 500 kilos.

Los criaderos de toros han destinado extensas áreas de sus tierras para la crianza de estos animales, incluso en zonas de altura. También cuentan con toros de casa.

Pero no solo las tardes taurinas alegran el ambiente de fiesta, también lo hace la expoferia de ganado vacuno y ovino, así como los concursos de producción de queso, exposición de artesanía y gastronomía de la zona.
Además, de las mejores bandas que amenizan las actividades y la danza de los Negritos de Huallanca.

Por: Yanet Reyes

Lea más noticia de la región Áncash