RPP/Referencial

Luego que el funcionario de la Dirección Regional de Transportes y Comunicaciones de Junín, Hilso Arthur Ramos Sierra, fuera intervenido cuando cobraba una coima de 200 soles, el juez Emiliano Ramos Álvarez dictó cuatro meses de prisión preventiva contra el acusado.

Asimismo se dio a conocer que el detenido quiso acogerse a la terminación anticipada, pero no se llegó a ningún acuerdo.

El servidor público es acusado por el delito de tráfico de influencias, cuya pena va de cuatro a ocho años de cárcel.

El funcionario fue detenido en flagrancia cuando cobraba una coima de 200 soles para favorecer a un transportista en la obtención de la licencia para conducir.

Además, se conoció que el trabajador Ramos Sierra fue contratado desde el 2008 en las funciones de vigilancia, control y seguridad al local y almacenes de dicha entidad.

Lea más noticias de la región Junín