Decenas de ladrillos de pavés, conocidos como ladrillos de vidrio y que sirven de tragaluz en el nuevo edificio de emergencia del Hospital Daniel Alcides Carrión de Huancayo (Junín), vienen explotando inexplicablemente poniendo en riesgo el ambiente séptico de cirugía.

El presidente del Cuerpo Médico del Nosocomio, Juan Izaguirre, indicó la explosión de los bloques de cristal que rodean todo el edificio preocupan a los galenos que ingresan al ambiente de cirugía, ubicado en el segundo piso.

Agregó que la explosión de gran cantidad de los ladrillos de pavés, por estar ubicados cerca al ambiente de cirugía, pueden provocar un brote de contaminación en un ambiente que debe estar en un adecuado cuidado séptico.

Ante las deficiencias, el director regional de Salud Junín, Fernando Orihuela, indicó que tomó conocimiento de la condición del hospital a través de RPP Noticias.

Asimismo, indicó que el edificio es nuevo y tiene garantía, por lo que solicitarán a los contratistas para que reparen las deficiencias señaladas.

Finalmente, anunció que dispuso el cambio del ascensor que constantemente se malograba en el referido lugar, pues cuenta con garantía debido a su reciente inauguración.

Lea más noticias de la región Junín