Un grupo de protestantes que participaron en la marcha convocada por el frente de defensa pro construcción del Hospital El Carmen de Huancayo, lanzaron palos y botellas de gaseosa a los efectivos policiales que resguardaban la sede del Gobierno Regional de Junín.

Los ánimos de los protestantes se enervaron tras esperar por más 30 minutos a las autoridades regionales para exponerles sus pedidos y no ser atendidos.

Ante la espera, un grupo de protestantes intentaron ingresar por la fuerza al edificio, empujando a los efectivos policiales y provocando que reaccionen con sus escudos, empujando entre otros, a los dirigentes de la marcha.

Asimismo, los protestantes lanzaron palos y botellas de gaseosa a los efectivos policiales, quienes arremetieron contra la turba.

Tras varios minutos de no ser recibidos por las autoridades, los protestantes se retiraron del lugar anunciando un paro regional para los siguientes días.

Lea más noticias de la región Junín