Foto: RPP/ Angel Camacho

Las turbulentas aguas del río Pisco, en la región Ica, volvieron a su cauce normal después de haber dañado 20 hectáreas de cultivos de algodón en los sectores de San Clemente, San Ignacio, Manrique, Parihuana y Miraflores.

Los agricultores mostraron su tranquilidad ante la disminución del caudal de 220 a 35 metros cúbicos por segundo.

La situación ha facilitado los trabajos de defensa ribereña que emprenden las autoridades de la región sureña de Ica.

Lea más noticias del Perú en la sección Nacional