RPP/ Rosario Coronado

Un equipo técnico de la gerencia regional de salud de Lambayeque se desplazó hasta el distrito de Motupe para iniciar un trabajo de fumigación en más de 4 mil viviendas de la localidad, a consecuencia del incremento de casos de dengue.

El gerente regional de salud, Víctor Torres Anaya, viajó a la zona, para supervisar de cerca los trabajos de vigilancia epidemiológica, luego de la declaratoria de alerta roja.

“Estos trabajos nos permitirán reforzar los trabajos de prevención, incrementar los recursos humanos y atender a la mayor cantidad de población”, indicó.

Ante este hecho, se sumaron promotores de salud de la zona, 90 estudiantes del Instituto San Juliían quienes apoyaron las labores de entrega de material educativo casa por casa.

Asimismo, el municipio apoyó con 100 galones de gasolina y 100 galones de petróleo para las labores de fumigación, en puntos críticos y zonas con alto índice aedico.

El municipio también suspendió todo tipo de eventos masivos como bailes, fiestas populares, de recreación o deportivas que congreguen gran cantidad de personas, a fin de evitar la propagación de la enfermedad.

Las autoridades de Salud recomendaron asistir al centro de salud más cercano si presenta los síntomas y signos de la enfermedad, como: dolor de cabeza, fiebre, dolor muscular y huesos (articulaciones) y erupciones en la piel.

Y también, practicar el lava, lava y tapa tapa de sus depósitos donde almacenan el agua de consumo, el uso de abate para eliminar las larvas del mosquito aedes aegypti y usar arena húmeda en lugar de agua en los floreros de los cementerios.

Lea más noticias de la región Lambayeque