Henry Urpeque

Desde hoy quedaron suspendidas de manera indefinida las clases en el Instituto Servicio Nacional de Adiestramiento en Trabajo Industrial (SENATI) de Lambayeque, luego que un promedio de 35 instructores paralizarán sus labores y realizarán una intensa protesta exigiendo mejoras salariales.

Con banderolas y pancartas en mano, los instructores afirmaron que esta huelga indefinida se da para pedir una aumento de S/. 10.00 diarios y el cumplimiento de pagos colectivos por el dictado de clases.

“Esta huelga es a nivel nacional. Queremos pedirles disculpas a los alumnos de SENATI, pero nuestra lucha es por el constante maltrato que sufrimos todos los días”, indicó Miguel Salazar Delgado, delegado nacional del instituto.

Detalló que con esta protesta y huelga indefinida, también se busca incrementar las remuneraciones congeladas desde hace muchos años y reducir el exceso en el dictado de clases a más  1.200 alumnos.

Lea más noticias de la región Lambayeque