Percy Bereche

Personal de la Policía Ecológica, Senasa y Fiscalización de la Municipalidad Provincial de Piura, realizaron un sorpresivo operativo en los camales clandestinos que funcionan en la ribera del río Piura en medio de la basura de la zona.

En el lugar se encontró tanques con vísceras de animales, las mismas que comían los perros; además, de moscas y un ambiente nauseabundo. También se encontró una cocina de leña que utilizaban para pelar los animales.

Asimismo, cerca del camal clandestino se intervino dos cámaras frigoríficas que al parecer eran utilizadas para el traslado de la carne sacrificada en estas condiciones para ser distribuida en los mercados de la ciudad.

Cabe precisar que en el lugar se encontró 300 animales, entre cerdos y aves de corral, que no fueron decomisados por la falta de un camión municipal para su traslado; mientras que los vecinos colindantes denunciaron que existen muchos otros camales clandestinos en la zona.

Lea más noticias de la región Piura