Jorge Carrillo

Una efectiva labor de inteligencia permitió detectar e intervenir una fábrica clandestina de armas de fuego que operaba en una vivienda en la calle Venecia de la zona baja de Belén, Iquitos, (Loreto).

En la vivienda se encontró máquinas y herramientas que servían para elaborar escopetas, carabinas y otro tipo de armas.

Además, se halló tubos de fierros limados, pintados y cortados a medida del arma que pedía el cliente, listos para ser acondicionados en las culatas de madera. También accesorios para armas de fuego, máquina de soldar, esmeriles eléctricos, torno, limas de mano, taladros y serruchos, con los que se fabricaba estos materiales peligrosos de manera clandestina.

En la incautación fueron intervenidas tres personas que serían los trabajadores. Ellos fueron identificados como Carlos Antony García Taminche (18), Demóstenes Gonzales Bartra (34) y José Manuel Huaya Núñez (19), quienes se negaron a proporcionar el nombre del propietario del ilícito negocio, que no contaba con la autorización de Discamec, mucho menos con permiso municipal.

Según fuentes policiales, los costales con armas salían con destino a manos de campesinos de los ríos Amazonas, Ucayali, Nanay e Itaya, que las utilizan para defender sus tierras de los facinerosos.

Lea más noticias de la región Loreto