RPP/Referencial

El Perú es uno de los países donde gran parte de la población se dedica a la agricultura desde tiempos ancestrales, siendo la papa uno de los principales productos agrícolas destinados a la alimentación de las familias peruanas.

En la región Junín, la papa no solo es la base del alimento, también es el producto con más de 650 variedades nativas, incluyendo las plantas domesticadas y las que crecen de forma silvestre en las zonas altoandinas.

Su cultivo es favorecido por las temperaturas mínimas, además que este tubérculo es rico en potasio y otros nutrientes necesarios para el cuerpo. Tal es así que fue uno de los alimentos más importantes de los incas.

Sin embargo, los primeros indicios del cultivo de la papa poseen más de ocho mil años de antigüedad. Los primeros vestigios fueron hallados cerca a Chilca, al sur de la región Lima.

Luego de varios años fue un alimento muy importante y conocido en el territorio incaico. Posteriormente la raíz fue llevada a Europa, donde, en un primer momento, fue rechazado porque el fruto estaba debajo de la tierra.

Años más tarde, su consumo fue masivo en Europa y se propagó a todo el mundo luego que el prisionero francés, Antoine Parmentier, sobreviviera tres años consumiendo solo papas.

En la actualidad, la papa es una de las principales contribuciones alimenticias de la región andina por ser un alimento que está presente en todas las comidas y que es el encanto de todo comensal.

Por: Lizzet Paz

Lea más noticias de la región Junín