Keiko Fujimori es la lideresa de Fuerza Popular, el partido con la bancada mayoritaria del Congreso.
Keiko Fujimori es la lideresa de Fuerza Popular, el partido con la bancada mayoritaria del Congreso. | Fuente: Andina

El 80% de los peruanos desaprueba la gestión de Keiko Fujimori, lideresa de Fuerza Popular y principal figura de la oposición, frente al 15% que la aprueba, según una encuesta de Ipsos difundida este miércoles. Ambas cifras son, respectivamente, el punto más alto de rechazo y de apoyo a la ex candidata presidencial desde agosto del 2016, luego del inicio del Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski y de la instalación del Congreso de mayoría fujimorista.

La encuesta, publicada en el diario El Comercio, señala que el 72% de los que desaprueban a Keiko Fujimori lo hace porque cree que “está involucrada en actos de corrupción”, el 51% porque “solo busca su propio beneficio”, el 19% porque “es autoritaria/impone sus ideas”. Otros motivos son porque “no tiene experiencia política” (18%), “no sabe conducir al partido fujimorista” (16%), “hace oposición obstruccionista/no colabora con el gobierno (15%) y “no tiene liderazgo” (9%).

Entre los que aprueban a la ex primera dama (1994-2000) y excongresista (2006-11), el 45% dijo que lo hace porque “está interesada en el desarrollo del país”, el 38% porque “tiene experiencia política”, el 31% porque “tiene liderazgo” y el 24% “porque es hija de Alberto Fujimori”. Los otros motivos son porque “sabe conducir al partido fujimorista” (23%), “es honesta/sincera” (18%) y porque “es concertadora/dialogante” (10%).

Tendencia a la caída

Keiko Fujimori obtuvo el primer puesto en la primera vuelta de las elecciones del 2016 con más de seis millones de votos, el 32% de los emitidos/39% de los válidos; mientras que en la segunda vuelta, que perdió, sacó el 46.6% de votos emitidos/49.8% de votos válidos. Luego de que PPK asumió la presidencia y Fuerza Popular se instaló como la bancada mayoritaria del Congreso, la excandidata registraba 44% de aprobación y 49% de desaprobación (agosto del 2016), según Ipsos.

Desde entonces, su aprobación se mantuvo entre 39% y 40% hasta diciembre del 2017. Su descenso comenzó en enero de este año, luego del primer intento de vacancia de Pedro Pablo Kuczynski: Keiko Fujimori inició el 2018 con 32% de aprobación y 65% de aprobación. La renuncia de PPK en marzo no frenó su caída y para abril, ya con Martín Vizcarra como presidente, tenía 23% y 73%, respectivamente. Tras una leve mejoría en julio, en agosto tocó su punto más bajo: 15% de aprobación frente al 80% de desaprobación ciudadana.