Foto: RPP/

Tres chamanes fueron castigados por las rondas urbanas y campesinas de la provincia de Otuzco, en la región La Libertad, porque estarían implicados en la muerte de cuatro personas.

Un promedio de 200 ronderos buscaron a cada uno los chamanes en sus domicilios y tras encontrarles brebajes y otros productos, admitieron su responsabilidad en dichas muertes.

Los acusados, identificados como Juan Peralta, María Gómez y Francisco Angulo Zavaleta, fueron sometidos a castigos físicos y trasladados hasta la Plaza de Armas de Otuzco donde les arrojaron brebajes y colocaron carteles que decían ‘Somos brujos’, mientras que los pobladores pedían quemarlos vivos.

Los chamanes serán trasladados mañana al caserío El Pollo para ser sancionados con cadenas ronderiles, es decir castigos físicos y otros trabajos.

Finalmente serán regresados a Otuzco para ponerlos a disposición del Ministerio Público y Policía Nacional con todas las evidencias encontradas.

Los pobladores pidieron a las autoridades no dejarlos en libertad.

Lea más noticias del Perú en la sección Nacional