Cerca de 800 padres de familia fueron incluidos en el programa que promueve el Ministerio Público denominado “Padres construyendo hijos de éxito” con el que se busca fortalecer los valores familiares y lograr que los menores se alejen de la violencia, drogas y delincuencia.

La fiscal encargada del programa, Marena Mendoza Sánchez, señaló que son los padres de familia los que tienen influencia directa en sus hijos y si se logra que esa sea positiva será un aporte enorme para su educación y formación convirtiéndose en aliados extraordinarios.

Además de charlas se dicta talleres ocupacionales para que puedan generarse destrezas a efectos de que puedan valerse por sí mismos. Así podrán estar capacitados para tener un empleo con una formación adecuada. 

De esta manera se busca reducir la cifra de menores que puedan ser captados por bandas delincuenciales que se dedican a cobrar cupos y hasta el sicariato.

Lea más noticias de la región La Libertad