Foto: Referencial (Jes

Dos mil pobladores del distrito de Cachicadán, provincia de Santiago de Chuco en la sierra de La Libertad, consumen aguas termales no apta para el consumo humano, desde hace dos años, debido a que varios de los manantiales cercanos al lugar que proveían del líquido elemento ya se secaron al parecer por efectos del cambio climático.

Ante esta situación un gran número de niños padecen de enfermedades estomacales y diarreicas informaron las autoridades municipales del lugar.

También indicaron están elaborando un proyecto de agua potable para traer el líquido elemento desde el sector Agua Blanca en un recorrido de 15 kilómetros, cuya inversión sería de 7 millones de soles. El presupuesto es gestionado ante el programa Agua para Todos.

Lea más noticias del Perú en la sección Nacional