Rolando Gonz

La torrencial lluvia que cae en las últimas horas sobre la ciudad de Trujillo (La Libertad) obligó a las autoridades del proyecto Chan Chan y del Instituto Regional de Cultura a poner operativos sus equipos de contingencia y patrullas de emergencia.

Además, se colocó plásticos en los muros de los restos arqueológicos de Chan Chan con la finalidad de evitar que la ciudadela de barro más grande del mundo se vea afectada.

Desde las 15:00 horas fueron suspendidas las visitas a este punto de la ciudad, admirado por turistas nacionales y extranjeros, para salvaguardar su infraestructura.

A esta hora de la noche, las calles se han convertido en pequeños riachuelos debido a la intensa lluvia que todavía cae en Trujillo.

Lea más noticias de la región La Libertad