La Navidad andina en un mate burilado

Los mates burilados, a manera de historietas, narran la vida y cultura de un pueblo, razón por la que se dejó su uso doméstico para ser solo un objeto decorativo.
RPP/Randy Mendoza

El distrito de Cochas Chico, en el distrito de El Tambo, ubicado a 45 minutos de Huancayo, es reconocido porque más del 80 % de la población se dedica a elaborar los famosos mates burilados, artesanías que llevan la fuerza y la creatividad de manos huancas.

El mate burilado es bastante conocido en la región y en el país, pero lo que pocos conocen es que esta hecho de la corteza leñosa de la calabaza, material descubierto por los primeros pobladores del Perú.

Las primeras referencias a los mates fueron dos pequeñas calabazas encontradas en el Complejo Arqueológico de Huaca Prieta, en La Libertad, donde los objetos, que al parecer, eran de uso doméstico, tenían una antigüedad de 3 500 años.

Asimismo, estas calabazas fueron parte de la vida de pobladores de otras culturas que cambiaron su uso doméstico al decorativo, debido a que en ellas se grababan imágenes que expresaban su cultura y la vida diaria de sus habitantes.

En el distrito de Cochas Chico, el fin decorativo se mantiene y se sofisticó hasta ser uno de los principales atractivos del lugar y la región.

Aquí, el mate burilado destaca por su finura y la variación del color. Además, los artesanos no solo elaboran diseños de maracas, también burilan en figuras de búhos, máscaras, instrumentos musicales como el wiro, floreros, entre otros, además que el cliente tiene la posibilidad de solicitar un diseño especial.

El artesano puede tardar dos o tres días en burilar un mate, según el tamaño y la historia a contar, ya que en este arte, con un buril, se hacen finas incisiones que crean dibujos en miniatura, los mismos que, a manera de historietas, narran actividades, generalmente, de la vida campesina y de la cultura de todo un pueblo.

Los artesanos de Cochas señalan que los mejores acabados tienen incrustaciones de plata, concha de nácar y otros minerales que mejoran la calidad del mate.

Pero en estas fechas, la Navidad también es una inspiración para los artesanos, el nacimiento del niño Jesús andino también queda plasmado en retablos en mate, cuyo costo puede sobrepasar los 100 nuevos soles, según el tamaño de los personajes del nacimiento.

La Navidad es una de las más hermosas expresiones artísticas, ya que al burilar se combina con el color, la escultura y la habilidad para contar la vida de un pueblo.

Por Lizzet Paz

el nacimiento del niño Jesús andino también queda plasmado en retablos en mate, cuyo costo puede sobrepasar los S/. 100 nuevos soles, según el tamaño y los personajes del nacimiento.