Un loro de 13 años, se ha convertido en la atracción para decenas de personas que a diario transitan por la Plaza de Armas de Chimbote, región Áncash.

Y es que Lorenzo no solo es requerido para tomarse fotografías, sino también llama la atención su silbido, y palabras que suele pronunciar.

La pequeña ave es trasladada a diario hasta la Plaza de Armas de la ciudad por su dueña Zenobia Mariños, de 93 años de edad, quien se desplaza en su silla de ruedas y confesó que quiere a Lorenzo como su hijo.

Lea más noticias de la región Áncash

Sepa más: