Archivo

Un niño de nueve años fue quemado en ambos brazos por su madre por no hacer las tareas.  En el brazo izquierdo, la lesión fue hecha con una plancha de ropa y en el derecho, con agua hirviente; según informó RPP.

La ingrata sorpresa se la llevó un profesor de Educación Física del Centro Educativo 1051 "El Olivar", del distrito San Isidro cuando ayudaba al niño de iniciales P. G. L. P. a realizar un ejercicio, tomándole el brazo.  El menor dio un fuerte quejido de dolor, por lo que al levantarle el polo descubrió que tenía enormes quemaduras.

El pequeño señaló que su madre, identificada como Nancy Raquel Peña Méndez, en la víspera le arrojó el agua hirviente porque no hizo la tarea y que la quemadura de la plancha fue hecha por el mismo motivo, días atrás.

Tal como lo señaló la abogada de la Defensoría Municipal del Niño y el Adolescente (Demuna) del distrito, Irma Burneo hasta el centro educativo han llegado efectivos de la Policía, el Serenazgo y los Bomberos. 

La magistrada aseguró que la entidad tomará cartas en el asunto y que al parecer el padre, Magno Juan Luna Costa, no rechazó la conducta de la madre.

La directora del plantel, Nelly Granda, dijo en RPP que ha tratado de comunicarse con la madre y le ha sido imposible hasta el momento.

Granda relató que el niño tiene rendimiento regular, que sólo a veces la madre se retrasa en recogerlo aduciendo problemas en el tráfico; sin embargo hoy al descubrirse la situación sufrió una crisis de llanto y pedía que no le avisen a sus papás porque temía represalias.

En estos momentos, el menor se encuentra en observación en el Instituto Nacional del Niño.  El director del hospital,  Roberto Shimabuku refirió a RPP que se le aplicó suero y el tratamiento adecuado.  El menor se encuentra estable, no requiere internamiento y en las próximas horas saldrá en compañía de la profesora que lo condujo al hospital.