Rosario Coronado

Un total de 143 suboficiales de la Policía Nacional en Chiclayo (Lambayeque), fueron reasignados mediante Memorándum N° 151-2012-RPN-DIRTEPOL-LAMB, suscrito por el máximo jefe policial en esta región, coronel PNP Jorge Linares Ripalda.   

Sin embargo, un grupo de agentes, que optamos por reservar sus nombres, expresó su malestar por esta decisión, pues aseguran que es una acción de represalia por parte del comando de la Región Policial Norte, porque trabajaron en forma cercana con el exjefe de la Dirección Territorial policial de Chiclayo, César Gonzáles Romero.

“Nosotros somos los obreros y no tenemos por qué sufrir represalias. Si los comandos tienen problemas personales con el coronel, César Gonzáles, no tenemos porqué pagar las consecuencias, ya que así como ellos, también fue nuestro jefe”, precisó uno de los subalternos.

Otros de los suboficiales manifestó que en el caso de los efectivos de la  Policía de Inteligencia que serán cambiados, varios cuentan con curso de especialización, experiencia y participaron en importantes intervenciones como la captura de la peligrosa banda delincuencial Los Sanguinarios de Bagua y otros.

“Ahora se está nombrando a agentes de forma improvisada, no están capacitados y ni siquiera saben lo que es inteligencia predictiva. Lejos de producir recargan la labor y ponen en riesgo la información clasificada”, puntualizó.

Por esta razón y otras como el estar a punto de cesar y se les pretende enviar a trabajar a ciudades lejanas, adelantaron que recurrirán a la vía judicial para hacer valer sus derechos y así dejar sin efecto la orden que se justifica en una “necesidad del servicio”.

Lea más noticias de la región Lambayeque