Morgue File

Una madre de 23 años quemó con agua caliente pero de manera casual a su hijo de dos años en la comunidad Santa María, Bajo Huallaga (Loreto).

El menor fue colocado sobre una bandeja que contenía agua recién hervida con hojas curativas por recomendación de una vecina.

Jéssica Chapiama Rojas intentó curar a su hijo de un resfrío y diarreas, pero terminó complicando la salud de su niño.

Según los médicos del Hospital Santa Gema, el menor tiene quemaduras de segundo y tercer grado.

Lea más noticias de la región Loreto