foto archivo

El ministro de Justicia, Aurelio Pastor, afirmó hoy que el ex cabecilla de Sendero Luminoso Abimael Guzmán Reynoso debería seguir arrepintiéndose por las acciones terroristas que cometieron las huestes que dirigía durante la década de los ochenta, en lugar de exigir reuniones que no le corresponden con su pareja sentimental, Elena Iparraguirre.

"Creo que en estos momentos, en que Sendero Luminoso le está causando tanto daño al país y acaba de matar a los soldados de nuestra Fuerza Armada, lo que necesita Abimael Guzmán es seguir arrepintiéndose y pidiéndole perdón al país de lo que hizo y no estar pidiendo un poco de cariño", indicó.

Dijo que la solicitud efectuada por la senderista Elena Iparraguirre –internada en una zona especial del penal de Chorrillos -, para poder visitar a Guzmán Reynoso en la Base Naval del Callao, "no calza" debido a que "no es su familia ni su esposa".

"Según las condiciones que señala la ley y el reglamento, ella no es una de las personas que pudiera utilizar este tipo de beneficio", manifestó.

Elena Iparraguirre, a través de su defensa legal, interpuso un hábeas corpus en contra del jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), Jorge León Ballén, alegando un impedimento para que pueda reunirse con el ex cabecilla de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán.

Este recurso fue admitido por la jueza del 5° Juzgado Penal de Lima, María del Carmen Bless Cabreras, "en cumplimiento con la normatividad legal vigente y los precedentes de carácter obligatorio del Tribunal Constitucional".

De otro lado, en una entrevista a una radio local, Pastor anunció que este año se invertirán 146 millones de nuevos soles para la construcción y mejora de diversos establecimientos penitenciarios a nivel nacional.

Adelantó que este fin de semana estará visitando las obras que se vienen realizando en el Penal de Piedras Gordas II, destinado a presos comunes, mientras que en los próximos días estará inaugurando una ampliación en el establecimiento penitenciario de Huaral.