En una posible negociación para la liberación de los 43 secuestrados en la zona de Kepashiato, provincia cusqueña de La Convención  por parte de presuntos elementos terroristas, el arzobispo  metropolitano de Ayacucho, monseñor Salvador Piñeiro García Calderón, señaló que podría participar como intermediario.

Monseñor Piñeiro mostró su preocupación por la toma de de rehenes, por lo que dijo que en caso que el Gobierno Central  o las instituciones representativas de la comunidad se lo piden, podría incluso viajar el valle de los ríos Apurímac y Ene, zona donde estuvo como obispo militar y que conoce de su pobreza.

Lamentó que exista enfrentamiento entre peruanos y este tipo de actos cuando recién estamos celebrando el fin de la Semana Santa. Sin embargo aclaró que hasta el momento no le llegó un pedido concreto.

“No podemos estar engendrando odio porque somos hijos y hermanos de Cristo”, refirió el arzobispo.

Lea más noticias de la región Ayacucho