Referencial (Edgar Romero)

Una madre de tres hijos murió intoxicada tras ingerir un brebaje preparado por un curandero en la localidad de Uripa, provincia de Chincheros (Apurímac).

Nicolasa Pocco Maytan padecía una enfermedad, desde hace varios meses y decidió dejar su natal Huancabamba para buscar a un curandero, con la esperanza de mejorar su salud.

Antes de viajar a Uripa, encargó el cuidado de sus hijos a sus familiares, sin presagiar su muerte.

El curandero cuya identidad se mantiene en reserva, ha sido detenido. La policía no descarta que el sujeto habría preparado una pócima con sustancias recargadas; sin embargo, estos productos serán analizados para determinar con exactitud, si están vinculados con la muerte de la mujer.

El cadáver de la infortunada madre, fue internado en la morgue de Chincheros para proseguir con las investigaciones.

Lea más noticias de la región Apurímac