Más de 300 asegurados protestan en la calles del distrito de Marcona, provincia de Nazca, región Ica,  por la ineficiente atención que reciben en tres viviendas alquiladas por EsSalud.

Como se recordará, EsSalud alquiló esto inmuebles para la atención provisional de los asegurados; mientras se construye el nuevo hospital María Reiche Neuman, que fue declarado inhabitable.

Estas viviendas denominadas por los asegurados como “casas de la muerte”, no reúnen las condiciones necesarias para la atención en consulta externa, hospitalización y mucho menos en el servicio de emergencia.

En el lugar no hay suficiente presencia policial, mientras los dirigentes evalúan entrar en una huelga de hambre.

Hace 15 días, la premier Ana Jara llegó hasta estas viviendas, donde verificó las malas condiciones de estos locales.

Lea más noticias de la región Ica