El niño peruano detenido hace dos semanas en Italia por intentar viajar con 300 gramos de droga en su equipaje saldría en libertad la próxima semana, luego que la Policía italiana determinara que fue inducido por un adulto, que le entregó la mochila con el estupefaciente.

 

Así lo estimó la presidenta del Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar (Inabif), Carmen Vásquez de Velasco, quien indicó que el menor permanecerá recluido en un albergue estatal de la ciudad de Milán, donde ocurrió el hecho.

 

Según señaló, en los controles aduaneros del aeropuerto de Milán, el niño peruano fue engañado por un adulto, quien lo abordó y le obsequio la mochila, diciéndole que se trataba de un regalo.

 

La titular del Inabif cuestionó la forma en que los medios de comunicación abordaron el hecho con titulares que calificaban al niño como "burrier", pese a que las investigaciones aún no determinaban su culpabilidad.

 

En ese sentido, sostuvo que esto vulneraba el artículo 16 de la Convención por los Derechos del Niño, que señala que ningún menor será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, ni de ataques ilegales a su honra y su buena reputación.

 

Asimismo, cuestionó que en algunos medios se haya publicado la identidad del niño y hasta su imagen, lo que también atenta contra sus derechos y daña su autoestima.