Foto: Inpe
Usando el deporte como parte del tratamiento que el Instituto Nacional Penitenciario (Inpe) realiza con los internos, a fin de reinsertarlos a la sociedad, en el establecimiento penitenciario Miguel Castro Castro se llevará a cabo el próximo jueves 22 de abril un campeonato de fulbito como preámbulo al campeonato Mundial Sudáfrica 2010.

El evento deportivo se desarrollará hasta el 09 de mayo con el apoyo del Instituto Peruano del Deporte (IPD), cuyo presidente el ingeniero Arturo Woodman, ha comprometido su presencia a la inauguración, así como los miembros del Consejo Nacional Penitenciario. En el torneo, participarán 260 internos, de los 12  pabellones del recinto penal.

Durante más de 30 días de arduo trabajo y con la dirección del reconocido coreógrafo Óscar Puccio, un grupo de 40 internos (seleccionados de entre 100 postulantes) ejecutará una coreografía tomando como fondo la música oficial del Campeonato Mundial  Sudáfrica 2010, Waving Flag.  

Según el nuevo director del penal Miguel Castro Castro, Alex Samamé Peña, los internos desarrollan actividades deportivas constantemente. "El hecho que los internos ahora realicen estas coreografías es una muestra del orden y la disciplina que se viven  en el recinto penitenciario, lo cual es bueno que la comunidad perciba como una señal positiva", indicó.

Tres árbitros FIFA, proporcionados por el IPD asegurarán el buen desempeño de los encuentros de fulbito, haciendo respetar las reglas oficiales de juego con imparcialidad  y profesionalismo. Los internos que participan de cuatro talleres de trabajo (cerrajería, carpintería, manualidades y textilería) también han participado en la creación de las banderas de los países, utilería y un balón gigante de fútbol el que tendrá una impresionante sorpresa.

La juramentación a los deportistas estará a cargo del Ing. Arturo Woodman Pollit, presidente del IPD y el trofeo será entregado al director del penal por el presidente del INPE, Rubén Rodríguez Rabanal, para que permanezca en dicho recinto hasta el día de la gran final.

Haciendo un gran esfuerzo y derrochando entusiasmo, los internos vivirán su propia copa mundial y participarán utilizando las camisetas oficiales de los 16 países a los que representarán con sus colores y diseños. También estará presente la moscota felina del mundial que le pondrá la nota alegre a este evento deportivo.

Asimismo, un grupo de internos interpretará un himno compuesto en letra y música del mundial Sudáfrica 2010, como muestra de que este evento no sólo tiene repercusión a nivel mundial, sino también se vive de cerca en todos los penales del país.