Oropesa, la tierra de las chutas en el Cusco

El pan chuta conocido como sonqosapacha, que quiere decir de gran corazón, es único en el Perú por su sabor, forma y gran tamaño.
Cortes

Cuentan que las noches en el distrito de Oropesa están llenas de vida porque los corazones de los panaderos arden al compás de la hoguera del horno a partir de la media noche, que es la hora indicada para iniciar con el amasado del pan.

A 21 kilómetros de la Ciudad Imperial, conocida como la Capital Turística del Valle Sur del Cusco, se halla el distrito de Oropesa, esta localidad perteneciente a provincia de Quispicanchi tiene una característica sin duda especial.

Oropesa también denominada como la Capital Nacional del Pan es la cuna de la elaboración de la famosas “chutas”, panes en forma de disco que se caracterizan por su delicioso sabor y por su gran tamaño.

La señora Alicia Yañez Martínez, dueña de la panificadora “Mamá Dolores”, mira con mucha alegría cómo salen los panes calientes del horno artesanal, hecho de barro, y refiere que han pasado tantos años desde que por primera vez entró a una panificadora y con sus manos amasó la más exquisita t´anta (nombre quechua que se le da al pan). Cuenta que esta actividad se transmite de generación en generación y sus hijos al igual que ella también aprendieron este oficio.

Comenta que son los ingredientes y la elaboración artesanal lo que hace diferente al pan de Oropesa.

“Por eso las chutas, las rejillas, los molletes, los hurones y tantas otras variedades de pan tienen un sabor incomparable. En otras ciudades intentaron hacer por ejemplo las chutas pero no sale igual”, refirió.

Entre risas Alicia Yañez comenta que panificadores de otras regiones le han preguntado cuál es el famoso secretito; la pregunta es fácil contesta ella, porque el secreto solo lo tenemos acá, pues el agua y el clima son los que distinguen al pan de Oropesa.

Alrededor del 85% de la gente que habita el centro poblado de Oropesa se dedica a la elaboración del pan, son un aproximado de 65 panificadoras ubicadas en este distrito.

Esta localidad es visitada por miles de turistas que se deleitan no solo con el sabor de los ricos panes, sino también pueden disfrutar de la experiencia de elaborar pan artesanalmente.

Por: Vanessa Álvarez

Lea más noticias de la región Cusco