RPP/Karin Zelada

Familiares de Elesmira Zárate Argomedo, de 68 años, muerta el pasado lunes luego de ser sometida a castigo ronderil, llegaron a la ciudad de Otuzco para exigir justicia a las autoridades, que este hecho no quede impune y se castigue a los responsables.

Sus parientes también visitaron distintas organizaciones para pedir ayuda económica y dar cristiana sepultura a la sexagenaria acusada de hechicería contra su propio hijo.

Uno de sus hijos, cuyo nombre prefirió mantener en el anonimato, reveló que sus restos mortales son velados en el caserío de Pichapampa y por la tarde será enterrada en el cementerio Santa Rosa del caserío Tres Cerros.

Finalmente revelaron que a la anciana no le probaron nada y que fue denunciada a la base rondera del Capulí.

Lea más noticias de la región La Libertad